Noticias

¿Por qué varias ciudades de Europa se oponen al turismo?

La semana pasada circuló por diferentes medios de comunicación la noticia de la formación de la Red SET de ciudades del sur de Europa frente a la masificación del turismo. Esta asociación, formada por diferentes organizaciones en las ciudades de Barcelona, Camp de Tarragona, Canarias, Donostia/San Sebastián, Girona, Lisboa, Malta, Málaga, Madrid, Palma de Mallorca, Pamplona, Valencia, Venecia y Sevilla, busca, por medio de acciones de protesta, hacer consciente a la opinión pública sobre los problemas que el turismo masivo ocasiona en sus comunidades y presionar a las administraciones para regular la economía del turismo a partir de criterios de sustentabilidad económica, social y ambiental.

Ahora bien, el turismo es una importante fuente de ingresos para todas estas ciudades. ¿Por qué, entonces, se oponen a la llegada de turistas?

En su manifiesto, la Red SET expresa que su intención es encontrar solución a diferentes problemas surgidos a raíz del influjo masivo de turistas. Estos son:

  • La precarización y de la reducción del derecho a la vivienda
  • El encarecimiento y la transformación del comercio local
  • La masificación de calles y plazas
  • La saturación de la red pública de transporte
  • La especialización de la economía de la ciudad en el sector turístico
  • La precarización de las condiciones laborales
  • La alta generación de contaminación
  • El uso desmesurado y ampliación constante de infraestructuras
  • La banalización de los entornos tanto urbanos como naturales

Según esto, lo que se busca no es acabar con el turismo en su totalidad, sino promover un turismo consciente de que, a fin de cuentas, hay gente que vive en esas ciudades cuyo estilo de vida muchas veces se ve afectado por las actitudes irresponsables de los vacacionistas.

No obstante, algunos medios hablan de turismofobia, es decir, un rechazo abierto por el turismo. El año pasado, en Barcelona, por ejemplo, aparecieron varias pintas en las calles con mensajes en contra de los turistas.

Asimismo, en Venecia, desde hace ya varios años, se realizan protestas a la llegada de cruceros y marchas contra el turismo masivo (como se muestra en el siguiente video).

Si vemos los números, podemos entender por qué los venecianos se oponen al turismo. La población de Venecia es de alrededor de 55,000 personas. Por otro lado, reciben 30 millones de turista cada año. En ocasiones, el número de turistas en un mismo día puede llegar a los 44,000.

Más al norte de Europa, en Ámsterdam, el ayuntamiento ha aprobado reducir el número de noches que puede alquilarse una propiedad a turistas (en sitios como Airbnb, por ejemplo). Ahora, de los 265 días del año, ninguna propiedad podrá alquilarse por más de 30. Con esta medida se busca aliviar el problema de la falta de vivienda y bajar los precios de renta que, en los últimos años, se ubicaron por las nubes.

Además de Ámsterdam, otras siete ciudades de Europa (Madrid, Barcelona, Bruselas, París, Cracovia, Viena y Reikiavik) buscan regular plataformas como Airbnb, y es que, cuanto mayor es la proporcion de viviendas destinadas para turistas, menos casas quedan para los ciudadanos.

Parece, por lo tanto, que la tendencia ahora va hacia la regulación y la desmasificación del turismo, lo cual se opone, paradójicamente, a la globalización de nuestra era.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s